"El destino del herido está en manos del que hace la primera cura" (Nicholas Senn)

9 ATENCION DE PRIMEROS AUXILIOS EN TEC

VALORACIÓN 

Actuar lo mas rápido posible , pero con tranquilidad.

Pedir a los curiosos que se retiren o designarles tareas.

Asegurar  el escenario.

 Es importante saber que es lo que no se debe hacer:

  •  No levantar a la persona del suelo.

Si hay sospecha de lesión de la columna , protegerla y movilizar sólo con medidas de seguridad.

  • Inmovilizar cuello manualmente con implementos caseros y movilización en bloque .
  • No dar nada de beber ni de comer, cubrir al paciente con una manta.

De acuerdo con el estado neurológico del paciente, se obtendrá información del paciente, sus amigos o testigos. aunque podría ser imposible obtener todos los datos al inicio, el interrogatorio inmediato incluirá las siguientes preguntas:

  • ¿Cuándo ocurrió la lesión?
  • ¿Qué causó la lesión?. Un proyectil de alta velocidad?. Un objeto que golpeo la cabeza?.
  • ¿Cuál fuá la Fuerza y Dirección del impacto?
  • Establecer si hubo pérdida de conciencia. ¿Puede  el paciente permanecer en alerta?. ¿Cuál fuá el periodo de pérdida de conciencia?
  • ¿Tiene cefalea global o sólo dolor en la zona contusa?
  • ¿Ha vomitado?

EVALUACIÓN

A (VIA AEREA): Comprobar la permeabilidad de la vía aérea del paciente.

Las ventilaciones ruidosas indican una obstrucción parcial por la lengua o por material extraño. El vomito, la sangre y el edema por el traumatismo facial comprometen habitualmente la vía aérea en los pacientes con TEC.

B (RESPIRACION): Evaluación de la función respiratoria.

                Se debe incluir una valoración de la frecuencia, profundidad e idoneidad de la respiración. El traumatismo craneoencefálico grave puede ocasionar diferentes patrones respiratorios. El 2% al 5% de los pacientes con TEC presentan fracturas de la columna cervical que pueden interferir de forma significativa con la ventilación.

C (CIRCULACION): Valoración y control de la circulación.

Se puede tener una estimación rápida del estado circulatorio evaluando la piel, estado de consciencia y características de los pulsos periféricos. Es importante prestar atención en los puntos sangrantes, en la cantidad de fluido perdido y en la cinemática del trauma, que nos sugiere posibles puntos de hemorragias internas. En una víctima con TEC cerrado la cual posee un pulso débil y rápido en ausencia de sangre al exterior indica una hemorragia interna en el espacio pleural, peritoneo, retroperitoneo o partes blandas.

D (PIEL): Coloración de la piel.

La tonalidad indica la perfusión y la oxigenación tisular. Una piel cianótica indica pobre oxigenación pulmonar y una piel pálida puede indicar una vasoconstricción periférica o interrupción de la irrigación de un territorio determinado.

Un paciente frío es un paciente mal perfundido, la temperatura cutánea disminuye por la redistribución de flujos hacia tejidos de mayor importancia como mecanismo de compensación del shock.

El tiempo del llenado capilar indican la perfusión periférica la cual no se debe llenar en un tiempo mayor de dos segundos.

Una piel húmeda esta asociada a shock y perfusión disminuida.

E (PRESION ARTERIAL)

                Se estima a través de los pulsos y otros signos determinando si hay o no hipotensión. Se cuantifica una vez solucionados los problemas vitales.

F (DEFICIT NEUROLOGICO) Determinar el nivel de conciencia del paciente.

                La escala de coma de Glasgow permite objetivar el grado de compromiso neurológico, y es de vital importancia en el TEC, cuando el TEC es la única o mas importante lesión se debe considerar como una evaluación primaria.

 

G (EXPOSICION Y PREVENCION DE HIPOTERMIA)

Inicialmente retirar solo la ropa necesaria para determinar la presencia o ausencia de un trastorno o lesión.

No se debe al paciente sobreexponer o enfriarlo, por eso se recomienda cubrirlo con una manta.

Son de Extrema importancia la valoración, el manejo del ABC de la reanimación cardiovascular, la valoración neurológica y examen físico general para descartar la existencia de lesiones sistématicas  que puedan condicionar un mayor deterioro de un estado neurológico o que puedan comprometer la vida de la persona accidentada.

La escala de coma de Glasgow (GCS), es un método útil para valorar el  nivel de conciencia y definir la respuesta verbal; esto nos permite una valoración global de la actividad de las funciones corticales superiores.
……
Anuncios